Sub-cabecera

Citado en el libro "De qué hablo cuando hablo de correr" H. Murakami

domingo, 29 de septiembre de 2013

Cosas que los nietos deberían saber. (Siempre Eels)

Este es un post difícil. Quería contar lo que viví el 24 de septiembre en el pleno del Congreso. Lo escribo desde el agradecimiento por lo que sé una oportunidad única. Lo escribo desde el respeto y desde el único deseo de colaborar para conseguir una sociedad en la que los ciudadanos nos interesemos y participemos más en los asuntos que nos afectan a todos. Esta es mi humilde aportación.

"Las Cortes Generales, como representación del pueblo español, están obligadas a acercarse al ciudadano y hacerle sentir el Congreso como suyo."
Jesús Posada. Presidente del Congreso de los Diputados



El día 24 de septiembre de 2013 tuve el honor de ser invitada a un pleno en el Congreso de los Diputados. Tras más de un año de esfuerzo se había conseguido que una iniciativa ciudadana que aglutinaba a casi 300.000 personas, tuviera voz en forma de Proposición No de Ley, presentada por un grupo político, UPyD.

Cuando me comunicaron la noticia, salté, chillé y lloré de alegría en mitad del Paseo de la Castellana. Y esos sentimientos no solo obedecían a la emoción de ver que el trabajo y la ilusión de tantas personas por fin iba a tener respuesta, también había una parte mía, solo mía: iba a asistir al debate en el pleno del Congreso.
El Parlamento, con mayúscula. Así se representa en mi mente.
Podría escucharles y verles debatir. Para mi era un honor, un gran honor. Prueba de mi entusiasmo fue que, al igual que hacemos todos cuando creemos tener algo muy bueno, quise compartirlo con muchas de las personas que me habían ayudado y animado en esta andadura. Quería tuitearlo. Ha sido a través de twitter que he conocido a personas que me han aportado conocimientos, que han difundido la iniciativa. Ha sido a través de la red (las firmas en change.org solo son posibles a través de internet) que se han sumado voluntades.Y me pareció absolutamente natural compartirlo con ellas a través del mismo medio.
Escribí a protocolo en dos ocasiones , dos veces me respondieron un escueto: "en tribuna, nada y eso incluye cualquier dispositivo electrónico". Sigo sin saber qué norma lo regula, solo fui capaz de encontrar dos artículos del Reglamento del Congreso el 98 y el 107 (páginas 28 y 31) en las que me quedaba claro que debía comportarme como el presidente del equipo visitante en el palco del equipo local y que no podría hacer fotografías ni grabaciones sin permiso.
Hice algo de ruido en twitter con el hastag  #quierotuiteardebate y recibí el apoyo, de nuevo, de muchos, pero como me advirtieron sabiamente, las batallas de una en una, así que me conformé. Por el momento.

Al llegar y tras comprobar que tanto mi acompañante como yo misma, estábamos en la lista de invitados pasamos todos los requisitos de seguridad, accediendo gustosas a ello, hasta el momento en que tuvimos que entregar los teléfonos móviles, bueno al menos, llevábamos el bolso, donde entre pañuelos de papel y tiques viejos de compra, tenía un cuaderno y un boli. No estaba todo perdido, solo sería más trabajoso.
La primera decepción llegó pronto, la tribuna cuenta con 3 filas de asientos, pero la primera estaba prohibida al visitante. Había que irse un poco más lejos, aún.
La segunda fue inmediata, el tema no suscitaba mucho interés a tenor del enorme número de asientos vacíos entre los diputados. Me sentí desolada y por qué no decirlo, un tanto avergonzada.

La PNL de libros de texto era la tercera en un pleno en que se debatirían 5. Por fin llegó el momento. A las 18:35 Carlos Martínez Gorriarán de UPyD subió a la tribuna.

Para no resultar exhaustiva no entraré en el detalle de la exposición de cada parlamentario. Lo tuiteé todo, pero en diferido cuando, tras llegar a casa a las 11 de la noche, me senté, repasé mis notas y volví a visionar el debate a través de la TV de la web del Congreso para asegurar la fidelidad de mis apuntes apresurados. Si tenéis curiosidad realizad la búsqueda #PNLtuitdiferido.

Sí quiero transmitir la inmensa impresión que para mi supuso pasar 5 horas en el hemiciclo.

Escuché a parlamentarios alabar sin mesura a los ciudadanos por mostrar el camino a los diputados y luego votar en contra, escuché a señorías deshacerse en elogios del sistema de reutilización de libros de texto, pero sólo en su comunidad autónoma, escuché a parlamentarios atacar el asunto como si de un tema personal del proponente se tratara mientras observaba estupefacta desde arriba, escuché a diputados que eligieron no hablar del tema y limitarse a provocar su expulsión de la tribuna, escuché defender el sistema como bueno por motivos pedagógicos pero negar que existiese la necesidad social, escuché utilizar la PNL como una forma de justificar los malos números de un gobernante. Y escuché a quien no entendí nada, hasta el punto de desconocer si la propuesta le parecía bien, mal o de purgatorio.
Escuché poner orden entre sus señorías de una forma que me recordó a la escuela, y les vi responder en la misma línea y volví a sentirme avergonzada.

Y escuché mal, muy mal, porque junto a mi acompañante, creo que éramos dos de las pocas personas presentes allí, que deseaba realmente escuchar y entender los argumentos. De las pocas, cuyos gestos y actitudes mostraban respeto por el orador y probablemente, las únicas que no teníamos dispositivo electrónico alguno a nuestra disposición.
Y escuché mal, porque en tribuna no se oye bien. Esto es muy importante cuando necesitas saber el nombre y el grupo político al que pertenece el orador. El presidente lo pronuncia en el momento de darle la palabra, y había que apuntarlo rápidamente, porque desgraciadamente, no conocía a ninguno de los que intervinieron, ni sus rostros, ni sus nombres me decían absolutamente nada.

Cuando salí tras el debate y mientras esperaba la votación, estaba desmoralizada y muerta de sed. Pregunté por la cafetería. A pesar de estar invitada, cacheada y guardar la compostura, a pesar del 1.050.000€ anuales de subvención a dicha cafetería, no podía tomar un café y un vaso de agua si no iba acompañada (¿de un diputado?)  En el cuarto de baño pude beber, había vasos de plástico sobre el lavabo.

Llegó el momento de la votación y se llenó el hemiciclo (¡albricias y maravillas!). Era el punto final a una tarde surrealista. Antes de volver a entrar un señor mayor me había dicho: "niña, te la van a tirar abajo" y yo no pude sino darle la razón.

Sorprendentemente ¡ganamos! y tal era mi aturdimiento, que mi acompañante tuvo que sujetarme los hombros y decirme: ¡Has ganado!
Los que dijeron que votarían SÍ, votaron NO, y los que no se pronunciaron claramente acabaron votando SÍ. Hubo 4 abstenciones (**)

Entré en un edificio grande, con un nombre mucho mayor, y salí pensando que dentro, se esgrimían argumentos pequeños que parecían más propios de almas pequeñas que de los representantes de los ciudadanos.

Señor Posada, con el único objetivo de resultar útil le diré que aún falta mucho, mucho, mucho, para que un ciudadano sienta el Congreso como suyo.

Nota: Agradezco sinceramente al grupo UPyD que se interesara por la propuesta desde el principio y cumpliera su palabra. Agradezco a Foro, su defensa y apoyo del sistema de reutilización de libros de texto. Agradezco al PP y a CC Canaria que apoyaran y permitieran con ello que esta iniciativa saliera adelante.

Al resto de formaciones y diputados, solo pedirles que se sumen, que es muy importante que estén, sé positivamente que están de acuerdo en las bondades de este sistema. No pierdo la esperanza de lograrlo.



(*): El título y la mayor parte de los enlaces de este texto son canciones de los Eels. Siempre pensé que habían escrito una frase o una canción para cada circunstancia de la vida.

(**) Se puede consultar la lista nominal de la votación, hubo una abstención en un grupo que votó NO. Ojalá obedeciese a la libertad de voto, pero nada me hace pensar que la hubiera.
El resultado fue:
177 SI votos de UPyD, PP y del Grupo Mixto: CC y Foro
126 NO votos de PSOE, CiU, EAJ-PNV, y del Grupo Mixto: Compromís, Nafarroa bai, BNG, UPN, 
4 ABSTENCIONES votos de ERC y 1 diputado del PSOE
NO VOTARON: 43 diputados repartidos entre varias formaciones

11 comentarios:

  1. Aunque ya tenía mi propia visión de lo impresentables de estos políticos, después de leer tu experiencia lo tengo clarísimo ¡Qué Pena! Ha sido un placer leerlo, gracias

    ResponderEliminar
  2. Yo también tenía mi propia visión antes de ir. Aún así, me puse de estreno aquel día. Un gesto infantil, pero me parecía tan importante...La institución me sigue imponiendo un respeto reverencial, y eso es permanente, lo transitorio, lo de dentro, lo que se cambia, ya no tanto.
    Muchas gracias a ti, por leerlo y por comentar.

    ResponderEliminar
  3. No puedo entender que algo que es bueno para la economía, el medio ambiente, para las familias, se vote NO sólo porque el grupo "enemigo" vote lo contrario. Bueno, lo que entiendo es que si se aprueba en la legislatura de uno pueda parecer que han tenido una buena idea y les haga subir puntos en intención de voto, y por eso la oposición no quiera que salga aprobada, pero es una vergüenza que sólo busquen salir elegidos y no el bien de las personas que los eligen. Bueno querida, gracias, muchas gracias por todo lo que has hecho, una pena que tú no te presentes a las elecciones, tendrías mi voto garantizado :-)
    Saludos,
    Noelia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo salí pensando que realmente les importan otras cosas distintas a las que nos preocupan a los de a pie. La descorazonadora sensación de lo lejos que estamos, de lo poco que nos conocen y les conocemos, la atmósfera extraña. Pensé que nada de quello se parecía ni mínimamente a lo que me habían enseñado que era el debate parlamentario. Pensé que está casi todo por hacer y ellos ni siquiera lo intuyen.Gracias por tus palabras. Hay que ponerle el cascabel al gato ;)

      Eliminar
  4. Muchas gracias por explicar de manera tan clara la experiencia. Supongo que en ese día hubo muchos momentos de frustración. Entiendo que entre los que no votaron se encuentra IU, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  5. Yo también lo entiendo así, la verdad que era muy confuso y he tenido que recurrir al detalle de la lista nominal de votación de la web del congreso para verificarlo. Creo que IU se fue tras el debate como gesto de protesta por algo que sucedió el día anterior, porque creo que fueron los que aprovecharon su intervención para manifestar su rechazo a algo y tuvieron que abandonar la tribuna. Desde arriba era casi imposible saber con exactitud quién hablaba y a qué grupo pertenecía, especialmente si estaban integrados en el grupo mixto.
    Era frustrante sí. Alternaban las ganas de llorar con la ira furibunda. Se hablaban unos a otros como si nadie les observara. Hablaban y votaban sobre cosas que afectan a nuestro día a día como si lo importante, lo único, lo principal, fuesen sus estrategias, sus filias y fobias.
    Realmente esclarecedor y descorazonador por tanto.
    Gracias por leerlo y comentarlo.
    Elena Alfaro

    ResponderEliminar
  6. Iba a decir que si no te lo leo, no lo creo... pero desgraciadamente sí. Sí lo creo. El Parlamento y los ciudadanos están tan alejados que cuando se encuentran no se reconocen. Y eso lo van a pagar. Y muy caro. Sinceramente, creo que si hubieras estado en cualquier otro parlamento occidental te hubiera sido mucho más comprensible. E incluso, te hubieran invitado a un café. Hasta eso repugna. Gracias, Elena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo de otros puntos de España me dicen que en sus parlamentos la cosa habría sido distinta. Yo no quería que me invitaran, de hecho me fastidiaba pagar el precio subvencionado del café, pero salir y volver a entrar era una gaita, otro cacheo, otro registro...Lo de los vasos de plástico en el lavabo, era para hacerle una foto, si me hubieran permitido tener conmigo mi teléfono (esa será otra batalla). Era premeditado! xD

      Eliminar
  7. Hola Elena. Acabo de conocer una mínima parte de tu idea y proyecto. Estoy abrumado y a su vez esperanzado porque compruebo que existen ,en este país, personas como tú. Gracias por ello.
    Y que decir de este post... Un claro ejemplo del porqué el país está como está. Es indigno el trato que han dispensado tanto a tu iniciativa como el que te han dado a ti. De ahí que se hayan ganado a pulso aquello de "no nos representan".
    Te felicito a ti, en primera persona, por hacer realidad un sueño justo pues, quizás sin pretenderlo, te has convertido en todo un ejemplo a seguir. Gracias.
    Saludos
    Manolo C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerlo y comentarlo Manolo.
      Hay algo que creo importante, tal vez ahora no nos representen como deberían, pero no hay que engañarse, desde mi punto de vista, ES IMPERATIVO que lo hagan.
      En parte por eso insistí en ir por la vía legislativa aunque todo el mundo me decía que por ahí es dificilísimo y lentísimo y me iba a desmoralizar. Pues sí, ha sido todo eso, pero no podemos permitirnos el lujo de "pasar" de ellos, y ellos no pueden darse el privilegio de "pasar" de nosotros. No podemos permitirlo. Hemos de obligarles a ellos y a cada representación (CCAA, Ayuntamientos etc) a recordar y a volver a implicarse por el interés general, no por el de su partido.
      Vamos que la "desafección" como amablemente lo llaman, no es una opción aceptable, y como tal, no lo aceptamos. Yo no.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Ha sido una gran propuesta la tuya , me ha gustado mucho conocerla y sobre todo ver como se alcanzaban los objetivos de la campaña.
    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar